Formación Continuada

INTRODUCCIÓN

En las últimas décadas, estamos viendo cómo aumenta el interés por las lesiones de caries localizadas por debajo de la línea amelocementaria. Muchas veces nos planteamos la duda de hablar de caries cervical o bien de caries radicular, pero por definición entendemos por raíz dentaria aquella parte de la anatomía de un diente que se extiende desde la línea amelocementaria (donde finaliza la corona anatómica) hasta el ápice radicular. Por lo tanto, toda lesión localizada en esta zona se conocerá como caries radicular o de raíz. También es cierto que la mayoría de estas lesiones asientan en la zona de la raíz más cerca de la corona, que se conoce como zona cervical de la anatomía dental. Luego, por definición, para que exista una caries de raíz tiene que existir una exposición de la raíz al medio oral, y ello tiene como principal causa la existencia de enfermedad periodontal o bien el que se produzca una recesión gingival. Estas dos circunstancias dejan al descubierto la raíz dentaria.

Cuanto más anciana es una población, más elevada es la prevalencia de enfermedad periodontal y como consecuencia mayor exposición de raíces al medio oral, por lo que la caries radicular es un problema cada vez más importante entre la población anciana dentada, aunque pueden darse en cualquier momento de la vida siempre que exista una exposición de la raíz como condición previa.

Así pues, las mayores expectativas de vida de la población y la superior conservación de los dientes con el paso de los años, nos conducen a que nos enfrentemos cada día más a tratar pacientes ancianos con bastantes dientes en la boca, lo cual supone un mayor número de raíces expuestas y más elevado riesgo de caries radicular.

Según se desprende de la bibliografía revisada, desde hace más de 25 años existe un interés creciente por parte de los profesionales de la salud dental hacia la problemática de la caries radicular y, como prueba de ello, son más de 200 las publicaciones que se han realizado sobre los distintos aspectos de esta enfermedad. Pero, a pesar de ello, continúan existiendo muchas dudas que quedan por resolver. El propósito de este artículo no es responder a esas dudas, sino intentar simplificar la comprensión de este proceso destructivo crónico que es la caries radicular, así como qué medidas preventivas y terapéuticas tenemos a nuestro alcance.

Atras
Volver a Caries Radicular