Portada arrow Revisión de Literatura arrow Breve apunte sobre el color en Odontología
 
Portada
Casos Clínicos
Artículos Científicos
Monografías
Técnicas Clínicas
Revisión de Literatura
Banco de pruebas
Formación Continuada
Listado Cursos
mainmenu
invitados0607b.gif
Buscar
¿Quienes somos?
Preguntas frecuentes
 
Imprimir E-mail
Forero M, Morelló S. El Color en Odontología. Factores a tomar en cuenta para la toma de color. Rev Oper Dent Endod 2005;5:26

El Color en Odontología. Factores a tomar en cuenta para la toma de color.


 Mercedes Forero*
 Morelló Sergio**

*Alumno del Master de Estética Dental

** Profesor Asociado del Master de Estética Dental

Universitat Internacional de Catalunya
Barcelona, España


FÍSICA DEL COLOR

La luz natural está compuesta por un largo espectro de ondas electromagnéticas. En 1676, Isaac Newton pasó un rayo de luz solar por un prisma, y demostró que además del blanco, el ojo humano puede percibir los colores que hay en el espectro. Durante los años 1800, J.C. Maxwell, descubrió que los colores representan un tipo específico de energía electromagnética y que en el campo visible del ojo humando hay un solo un grupo de colores, donde cada color corresponde a una longitud de onda. Estas ondas son medidas en nanómetros. El ojo humano sólo es capaz de percibir las longitudes de onda que entran en el rango de 380 a 760 nm, donde los rayos ultravioletas (bajo 380nm) y los infrarrojos (sobre los 760 nm) escapan de la visión.

Image
Figura 1.

El espectro visual, puede ser reducido a los colores primarios, rojo (760-620nm), verde (560-490nm) y azul (490-430nm). Estos colores al ser unidos en proporciones iguales dan como resultado el color blanco. El color es absorbido por un cuerpo y es reflejado, por lo que se puede decir que el color se observa por el grado de absorción del rayo de luz en la superficie del objeto. Un cuerpo que absorbe toda la luz se observa oscuro, y si absorbe poca luz se observa claro. El mecanismo por el cual está regulada la percepción del color por el ojo humano se denomina absorción y reflexión. La retina está conformada por dos tipos de células, los conos y los bastones, donde los conos contienen la sensación acromática de la visión nocturna, mientras que los bastones reciben sensaciones de luminosidad, y tienen la capacidad de percibir mínimas intensidades de luz. Son particularmente sensibles al color azul y verde de 505nm. Las diferentes longitudes de onda están compuestas por fotones de diferente energía, los que están incluidos dentro de los fotones de onda corta que poseen más energía, y los que tienen menos energía que están dentro de los fotones de onda larga. El color de un objeto depende de la luz que es reflejada y de la que absorbida, por ejemplo, un objeto verde absorbe los rayos rojos y los azules, reflejando entonces los rayos verdes. La refracción ocurre porque los rayos de luz penetran en un medio denso donde viajan lentamente, y se desvían proporcionalmente al ángulo de incidencia. El índice de refracción de un cuerpo se puede definir como la relación de la velocidad de propagación de la luz en el cuerpo comparada con la del aire. Un objeto que no absorbe ningún color aparece como blanco, mientras que el que absorbe todos los colores aparece negro, y el que absorbe todos los colores menos el amarillo se observa amarillo. La absorción y la reflexión dependen de características específicas del objeto, tales como la transparencia, la traslucidez y la opacidad. Un objeto transparente permite el paso de toda la luz y lo atraviesa; un objeto traslúcido permite el paso parcial de la luz y el resto es reflejada; el objeto opaco absorbe toda la luz.

Image
Figura 2.

 En odontología estamos particularmente interesados en la traslucidez y la opacidad, en efecto el diente muestra un mínimo de transparencia. Esta relación de luz y color es muy importante al momento de escoger el tipo de material restaurador a utilizar, la técnica de estratificación y la superficie del diente a restaurar. La morfología de la superficie influencia la reflexión de la luz, jugando un papel importante en la percepción del color. Si la luz incide en un objeto liso, y los rayos reflejados son paralelos, esto crea una reflexión de luz con efecto de espejo; mientras que si incide en una superficie irregular, los rayos reflejados son dispersos en varias direcciones dando como resultado una reflexión de luz difusa. En los dientes se observa una superficie bastante irregular, lo que interfiere con la luz, dando como resultado la traslucidez del mismo. El conocimiento de la anatomía y de la composición de los materiales en odontología, permite al especialista el encarar estos problemas y lograr una restauración con resultados satisfactorios.
EL COLOR Y LOS TEJIDOS DENTALES El color del diente natural depende de la relación entre el esmalte, la dentina, la pulpa y los tejidos gingivales que lo rodean con la luz que incide en ellos. El esmalte y la dentina son los factores principales, mientras que la pulpa y el tejido gingival representan factores secundarios al momento de reproducir la estructura dental perdida. Si se elimina el esmalte de un diente con tratamientos químicos, se pueden observar cambios notables en cuanto a la luminosidad y el croma del mismo, la intensidad de la luminosidad o valor disminuye y esto demuestra lo importante que es el esmalte para esta característica. Además con la remoción del esmalte se observa la pérdida del “halo incisal” que está formado por las ondas cortas de luz. La dentina representa el croma del diente, el cual persiste mientras se elimina el esmalte, sólo que con menor luminosidad. Para devolver la armonía cromática real de un diente, es necesario emplear un composite que tenga características similares al diente natural.

Image
Figura 3.

LA DENTINA

La dentina es la responsable del croma (color) del diente. En un estudio realizado por M. Yamamuto en 1992, se comprobó que la mayoría los dientes anteriores tienen un color naranja-amarillento, lo que corresponde a un A de la Guía VITA®, y la mayoría de los mismos van desde el A2 al A3.5. El valor del los incisivos centrales, laterales y caninos es, básicamente, el mismo, mientras el croma aumenta de los incisivos a los caninos. Con la edad aumenta el croma de los dientes, esto se debe a que el esmalte es reducido de grosor debido al uso continuo del mismo, lo que hace resaltar el croma de la dentina, además de que en este tejido ocurre un proceso de esclerosis que aumenta los componentes naranja-rojizos. Si se compara la dentina con el esmalte, resulta ser la dentina un tejido opaco, donde la luz es dispersada dentro de los túbulos dentinarios.

ImageImage
Figura 4.

EL ESMALTE

El esmalte está compuesto por cristales de hidroxiapatita, sustancia orgánica y agua. Funciona como un sistema de fibra óptica, combinando la filtración y la difusión de los colores a través de él, así como introduciendo sombras y diversas tonalidades. La traslucidez es una característica del esmalte, debido a que la estructura cristalina de sus prismas permite el paso de la luz, mientras que la sustancia orgánica presenta una elevada opacidad. Esto hace del esmalte un sistema específico para la reflexión, absorción y transmisión de la luz. El grado de traslucidez del esmalte es diferente en cada diente, y depende del grosor del mismo, el cual determina el valor y la luminosidad del diente. A mayor grosor de esmalte, más denso es, y por lo tanto menos traslúcido, más luminoso. El grado de mineralización del esmalte también interviene en la determinación del valor del diente. Un esmalte poroso e hipomineralizado es más blanco y opaco que aquel que se encuentra liso y bien mineralizado. Tomando en cuanta lo anterior, en la práctica clínica se toman tres tipos de valor de un diente: bajo, medio y alto, lo que se corresponde con el esmalte viejo, adulto y joven. El esmalte por su característica traslucidez, se hace responsable del efecto de

OPALESCENCIA.

Este fenómeno es definido en física, como la iridiscencia o apariencia lechosa de un cuerpo cuando es iluminado por una radiación policromática en una región del espectro de luz visible, por ejemplo, la luz solar. Para poder exhibir este fenómeno un cuerpo necesita tener alta traslucidez, por lo tanto este efecto se observa en el borde incisal de dientes anteriores, y se demuestra cuando la luz reflejada hace pasar los componentes de onda corta (azul y grises).

Image
Figura 5.

CONCLUSIONES

Todo lo antes expuesto son factores básicos para realizar una correcta toma de color al momento de realizar una restauración, bien sea de composite o de porcelana. Son conocimientos básicos que ayudarán al especialista a conocer un poco más los componentes de cada material y así poder lograr restauraciones que devuelvan la anatomía y aspecto visual de la estructura dentaria perdida.

BIBLIOGRAFÍA -
- Vanini, L., Mangani, F., Klimovskaia, O. Conservative restoration of anterior teeth. ACME. Viterbo, Italia, 2005. - Bruguera, August.

- Sombras, un mundo de color. Puesta al Día Publicaciones. Vitoria, España, 2002.
< Anterior
Estáis conectados:
Tenemos 24 visitantes en línea
PROGRAMAS ONLINE
Máster en Endodoncia OL
Diploma en Endodoncia OL
Máster en Estética OL
Diploma en Estética OL
MÁSTER PRESENCIAL
Odontología Estética
Endodoncia
Implantología
Odontopediatría
Ortodoncia
Periodoncia
Prostodoncia
Investigación
invitados0607.gif
Video del mes