Extremar los cuidados y mantenimiento de la salud oral

Este verano, las precauciones para el cuidado y mantenimiento de la salud oral deben extremarse

Las altas temperaturas y el cambio de hábitos alimenticios y de higiene, propios de la época estival, contribuyen a la proliferación de bacterias en la boca, causantes de enfermedades bucodentales, entre las que destacan la caries y la enfermedad periodontal. Este verano, cuando, además, la prevención del coronavirus exige el cumplimiento de medidas de protección indispensables, como la distancia interpersonal, la higiene de manos y el uso de mascarilla, las precauciones para el cuidado y mantenimiento de la salud oral deben extremarse.

Así lo indican desde el Colegio de Dentistas de Las Palmas y la Fundación Canaria Dental, al señalar que “en una boca deshidratada son más frecuentes las aftas, las infecciones y las inflamaciones”, por lo que no se debe descuidar la ingesta frecuente de agua que favorezca una adecuada hidratación de las encías y las mucosas, “ni siquiera ante la dificultad que, para ello, puede suponer el uso habitual de la mascarilla”.

 

Ampliar Información

Su voto: Ninguno (1 vote)